Una noche cualquiera en un estudio especial.

lunes, 5 de septiembre de 2011

 



Recuerdo el estudio, era muy grande deberia haberlo dejado, pero no lo dejaba porque no encontraba otro similar y que tubiese el mismo encanto, nos decia iba a buscar otro en cualquier momento pero despacio.." nos decia" lo tengo que encotrar y me tienes que llamar, ya sabeis lo busco todo a mi manera.



A veces era tan grande que se perdía o más exactamente nos perdiamos las mujeres que ibamos a ver el estudio y compartir noche, diá o trabajo con el pintor.






Mas de una vez, me he dado cuenta alguna mujer andaba escondida tras los grandes cuadros y me llevaba a la parte de arriba para que... poco a poco... la "escondida" fuera disimulando y sin ruido desapareciendo..he de reconocer me lo pasaba estupendamente haciendome la tonta y estoy segura las chicas que se tenian que ir escondidas tambien.. El era mágico... y su estudio mucho más mágico.






Me producia un morbo tremendo imaginar el juego y a veces me apetecia tener ojos detras de las columnas y los cuadros y hacer participe de los juegos a las escondidas...me imaginaba cuerpos deseosos intentando esconderse y a veces ese pensamiento me excitaba y me bajaba el nivel de rabia acumulada de saberme compartida.






Mi mano derecha intentaba zafarse de un sujetador negro que aprisionaba unos excitados pechos y apretaba los pezones, para que estos no sufrieran nada mas que lo justo.






Entonces el me propone jugar al escondite, yo, con risa nerviosa entre cortinas y cuadros me escondia y me resistia heroicamente, entre una guerra de trincheras... me estremecia y a la vez me atraia esa sensación de ser sorbida poro a poro como una mosca atrapada en miel.






Luchaba contra mi contradicion , pero era necesaria y subia y bajaba y reia y gozaba asi durante toda la noche, extrañamente tiernos, gozosamente vivos, inmensamente libres.






A la mañana la luna reía, el sol se escondia, los amantes bostezaban las manos se unian, los cuerpos se amaban... y el mar bailaba con las notas de un Requien que sonaba por los altavoces.. como un sacrilegio, pero que a nuestras venas misticas les venia muy bien..






Me pegue un gran batacazo al bajar del septimo cielo y olvidarme de la rodilla dañada, mientras me reia a hurtadillas... mientra imaginaba una corte de angeles celestiales soplaban un rigodón... y me sentí libre nuevamente con pechos descaradamente altivos y provocadores.






Se que toco a destiempo, y siempre me arrepiento de mi espontaneidad, pero me sentia habia vuelto a mi ser, a la mujer que siempre he sido y habia dejado de ser, me sentia en la ciudad de las mujeres, con los mismos pechos y caderas todas iguales salvajes y libres... es hora de volver... es hora de volver, es hora de volver...






Se puede vencer o te pueden vencer, pero mientras tanto sigo mi ruta y bailo el baile de los peces acompañada... y siempre a la luz de la luna fiel compañera.






fridaluna






























4 comentarios:

Saray dijo...

Señorita Valiente!!!
Dónde me andas?? A ver si vuelves pronto a Alhóndiga´s world! Un abrazo! :)

andrea dijo...

Querida niña Lorquiana con sonrisa de luz, ando con la rodilla muy mal, pero en cuanto me ponga buena vuelvo si me dejan... te quiero mucho.. espero tu ama siga bien y tu mejor..

fridaluna.

Nadeshda Krupskaia dijo...

Vuelve a escribir! Lo necesito! ;)

frida dijo...

ando tan perdida que no se hablar y menos escribir.. pero en cuanto las encuentre para ti serán niña... pronto te iré a dar una sorpresa.

fridaluna.